Cuando una caries crece y “alcanza” el nervio del diente, suele provocar dolor e infección, de ahí que sea importante controlarlas con una higiene adecuada.

Dicho eso, en ocasiones una caries de gran tamaño, o una filtración bajo un empaste, provocan esta situación, que debe resolverse con una endodoncia, lo que comúnmente llamamos “matar el nervio”.

 

La endodoncia es un tratamiento frecuente entre la población que permite tratar y salvar los dientes. Con esta técnica tratamos la infección, inflamación y necrosis de los tejidos internos del diente (pulpa) del diente –su parte más interna, que contiene los nervios y los vasos sanguíneos-. Consiste en eliminar en parte o en su totalidad la pulpa, en función del alcance de la lesión, desinfectando los conductos internos y sellándolos con un material plástico de última generación.

 

 

En nuestra clínica practicamos la técnicas más avanzadas en endodoncia rotatoria con profesionales formados y especializados en esta técnica.

 


Llamar

E-mail

Cómo llegar